6 de junio de 2022

La Sinfónica Nacional y la Camerata Vocal presentan obra barroca con la maestra Alejandra Urrutia

Miserere, del compositor checo Zelenka, será la obra que ambos conjuntos interpretarán bajo la batuta de la destacada directora nacional, en un nuevo concierto a desarrollarse en el Teatro Universidad de Chile, donde la Orquesta dará vida también a la Sinfonía en Re menor, de Franck.

La reconocida maestra chilena, Alejandra Urrutia, vuelve a tomar la batuta de la Orquesta Sinfónica Nacional para dirigir el concierto que el conjunto ofrecerá el sábado 11 de junio a las 17:00 horas en el Teatro Universidad de Chile.

Actual Directora Titular de la Orquesta de Cámara del Municipal de Santiago – Ópera Nacional de Chile, Urrutia fue titular también de la Orquesta de Cámara de Chile y, anteriormente, de la Orquesta Sinfónica Provincial de Santa Fe, Argentina, por tres años. Es, además, Directora Artística y Musical del Festival & Academia Internacional de Música Portillo y del Gran Concierto por la Hermandad, y directora residente de la Orquesta de las Américas.

El concierto que dirigirá contará también con la Camerata Vocal de la Universidad de Chile, dirigida por el maestro Juan Pablo Villarroel, y la soprano Carolina Grammelstorff como solista, presentando Miserere, una pieza de 1738 escrita por el compositor barroco Jan Dismas Zelenka.

Se trata de una obra de corta duración – 15 minutos aprox. – con cuatro partes. “Estructuralmente es simple, pero armónicamente es muy entretenida”, comenta el maestro Villarroel. Añade que “conocí a Zelenka hace un par de años y me pareció tan extraordinaria su música que inmediatamente pensé que teníamos que hacer algo de él”. Señala además que “es como el ‘Bach’ checo, realmente impresionante”. Así, “el desafío es darlo a conocer en Chile, porque es muy poca la gente que ha escuchado su obra y tiene mucha música coral”.

La Orquesta abordará además la Sinfonía en re menor FWV 48, la obra orquestal más conocida del compositor belga-francés, César Franck. Terminada el 22 de agosto de 1888, fue dedicada a Henri Duparc – uno de los discípulos del compositor – y estrenada el 17 de febrero de 1889 en el Conservatorio de París, bajo la dirección de Jules Garcin.

La maestra Urrutia comenta acerca de esta obra que “por una parte mantiene la tradición sinfónica germánica de Beethoven y Wagner y al mismo tiempo con influencias francesas como Camille Saint-Saens y Berlioz. Lo interesante es que usa la forma cíclica de composición, en la cual los temas principales de la sinfonía van apareciendo y siendo recordados en cada movimiento, lo que da un sentido de unidad en la obra”.

Las entradas para el concierto se encuentran disponibles mediante el sistema ticketplus. Junto con ello, se ha habilitado la venta telefónica a través del 229782480 y 229782481 – en horario de 10:00 a 15:00 horas –, donde el público puede acceder a valores preferenciales para estudiantes y adultos mayores, entre otros.